Que hacer ante una caida de un anciano

Que hacer ante una caida de un anciano

Mi padre ha sufrido una caída, no sé cómo ha podido pasar”. ¿Cuántas veces has oído esta frase? Probablemente muchas. Las caídas en ancianos son algo habitual. Con la edad se vuelven torpes debido a la pérdida de reflejos, posibles problemas de vista o simplemente porque los músculos se deterioran y se vuelven frágiles.
Una caída en una persona mayor no es ninguna tontería. Puede tener consecuencias graves, así que conviene detectar los peligros para anticiparse y prevenir cualquier tipo de accidente.
¿Qué puede pasar si el anciano se cae? Pues que se le inflame o le duela la zona del golpe, que no pueda moverse bien, puede sufrir una lesión articular o en la piel y, en el peor de los casos, puede romperse algún hueso o perder el conocimiento.
¡Nos preocupa que esto suceda! Porque queremos que nuestros mayores vivan su vejez con la mayor calidad de vida posible. Así que hoy vamos a profundizar en el tema para detectar las causas de una caída, cómo cuidar al anciano si ha sufrido una caída y, para acabar, os daremos algunas recomendaciones para evitar accidentes de este tipo.
Consideraciones generales y prevención en las caídas en ancianos
Causas de una caída
Las caídas en ancianos pueden producirse por varios motivos:
Envejecimiento
Los años pasan factura y conforme nos hacemos mayores perdemos agudeza visual y nos cuesta caminar con la misma agilidad que antes.
Enfermedades neurológicas, cardiovasculares, musculoesqueléticas y psiquiátricas
Los ancianos que sufren alguna enfermedad de este tipo suelen ser propensos a las caídas, por lo que se recomienda un mayor control por parte de los familiares y los médicos.
Medicación
Muchas veces los ancianos deben tomarse un cóctel de fármacos que los puede dejar adormilados y perder así sus plenas facultades para reaccionar en determinadas circunstancias.
Factores ambientales
Un suelo resbaladizo, la ducha, una mala iluminación o las sillas altas, pueden convertirse en barreras arquitectónicas para una persona mayor. Debemos adaptar a sus necesidades los espacios por los que se mueven para evitar caídas en ancianos.
Cuidados para evitar caídas en ancianos
¿Qué deben hacer los familiares que convivan con una persona mayor? (Si es el caso, aprovechamos para recomendarte el artículo este post donde te damos consejos para cuidar a personas mayores en casa.
Lo más importante de todo es: observar y anticiparse.
Si se percibe que el anciano está fatigado o se mueve con dificultad por la casa, ¡alerta!
Primero, conviene asegurarse de hablar con él para decirle que se tome su tiempo para descansar y aconsejarle que baje el ritmo. Muchas personas mayores no aceptan que ya no son tan ágiles como antes y se fuerzan a caminar rápido o a asumir ciertas tareas inadecuadas para su edad.

Compartir esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − seis =